El vino degenerado es el que lucha con todas sus fuerzas por salir de la estantería. Porque es diferente y no tiene vergüenza; quiere que le conozcas tal cual es. Sabe que no está solo. Hay alguien ahí afuera, deseándolo sin saberlo. No lo ven, porque está perdido entre todos los demás. Pero ahora enviará señales claras sin importarle el qué dirán.

Para muestra de que la cosa va en serio y dejarnos de paños tibios, medias tintas y medio tintos, presentamos esta sección con un vino de mierda.

Voilá!

vin du merde