Va siendo tiempo que en España nos vayamos acostumbrando a ver estas imágenes incorporadas en las botellas de vino.

códigos 2D

Al principio las veremos aplicadas como la evolución de los códigos de barras. Códigos que pueden ser leídos con teléfonos móviles y que le amplían al potencial cliente información sobre el vino que tiene entre manos. Esta es la intención con la que irá apareciendo avanzavino, una aplicación de códigos de datos de dos dimensiones para telefonía móvil que puede llegar a convertirse en una de las bases de datos sobre el vino español más potentes del mundo.

Los códigos de datos de dos dimensiones, popularmente conocidos por los nombres propios de QR code y DataMatrix, son la herramienta que faltaba para que el m-commerce diera un paso importante. Además de avanzavino, desde hace algunos meses estamos leyendo sobre el proyecto de “Sumiller Personal” de Lavinia, una aplicación exclusiva para usuarios Blackberry y más recientemente la D.O. Somontano anunciaba la creación de una guía de enoturismo para ser leída a través de dispositivos móviles. Fuera de España el proyecto avin se presenta como el isbn del vino y viene de la mano de Amazon.

Las posibilidades de comunicación y de diseño que presentan estos códigos son tan potentes que no tardaremos mucho en verlos aplicados en las etiquetas y abriendo nuevos e innovadores canales de conversación.

Os presentamos una maqueta del trabajo de somosene para la bodega Cingles Blaus: