Así de apocalíptico suena Nicolas Joly en una entrevista de la que nos enteramos vía la trastienda del vino.
La mala praxis tecnológica, la influencia en la agricultura de la industria fitosanitaria, las levaduras de diseño y el mercado en su versión de millones de litros, complotan para que el vino verdadero desaparezca.
¿Cuál es el vino verdadero? El que tiene gusto a la tierra en que fue criado y presenta al hombre que lo produjo. Pueden leerse por lo menos dos niveles en su discurso. Uno desde el que le habla a los productores; otro que se dirige directamente al mercado. Y como las preguntas siempre son más provocadoras que las respuestas, tomo las preguntas que Joly hace a los periodistas y las redirijo al público consumidor, a los productores y a los vendedores de vino:
¿se han preguntado alguna vez por el vino verdadero, natural?
¿saben cómo se fabrica el gusto del vino que beben?
¿alguna vez se han planteado distinguir un vino según su D.O.?
¿es cierto que las d.o. están muertas?

Cuando habla del vino Nicolas Joly habla de la vida misma.

Todo es cuestión de gustos y cada uno tiene el suyo. Por supuesto el hombre percibe también el gusto de manera diferente según su temperamento, de manera que el juicio de un hombre sobre un vino debería llevarle a su propia esencia más que al comentario sobre si le gusta o no le gusta.

Esta es la verdadera cultura del vino. No la que alaba el gusto del mercado agregando levaduras con gusto a casis o a banana según el comprador sea japonés o norteamericano. La verdadera cultura del vino es la que enseña el gusto por la naturaleza de la tierra y el carácter de su productor.

Los planteos de este defensor de la agricultura biodinámica dan mucho que pensar y como consumidores nos atribuye la responsabilidad de profundizar en el conocimiento del vino que estamos comprando, pagando y consumiendo.

Este post va dedicado en especial a los sueñan con un pequeño terruño y una bodeguita. Según Joly si te mantienes en una escala natural de unas 10.000 a 20.000 botellas puedes controlar tu producción y asegurar la creación de un vino verdadero, de esos que también curan.

Salud!