En los comentarios al post anterior, Nacho, Bentley, Paschal y Ricardo nos pasaron algunos datos sobre refugios urbanos y estrategias varias en donde guareserse de los calores intensos del verano y también del frío cruel del inverno.
La valoración de cada uno pasa por servicio, carta, precios, ubicación.
Leyendo alguno de los comentarios he decidido contar mi particular via crucis con la ciudad de Barcelona (me perdone Joan);)
Hace tiempo que ya no salgo con rumbo fijo sabiendo que voy a un sitio conocido, en donde me tratarán bien, me sorprenderán por el conocimiento y el reconocimiento y pagaré algo que entienda como un justo intercambio entre la calidad global de la oferta y lo que me cobran.
Creo que el modelo Barcelona está muriendo por culpa de la ausencia de un plan estratégico de calidad para la ciudad desde las diferentes instancias de gobierno; por falta de sensibilidad de sus dirigentes que lucen de modo obsceno los dientes largos, la imaginación nula y un afán recaudador de gruppie pesetero.
Si partimos de la base que en la actual coyuntura económica los modelos con probabilidad de sobrevivir son los que agregan valor a la comunidad en la que actúan, entonces el modelo Barcelona va al fracaso más estrepitoso o mejor dicho está hundiéndose con todo éxito en la falta de rigor, de elegancia, de glamour, de calidad y sobre todo de respeto a los ciudadanos que la habitamos y a los “guiris” (turistas) tratados con desdén desde la fritanga barata y los baldes de sangría de las Ramblas. Modelo impersonal, lavado, de souvenirs y shawarma (en el mejor de los casos), cuatro locales pijos con precios altos no hacen modelo. Y los edificios con firma menos.

Vivo en el centro de la ciudad en donde la rotación en el giro comercial de los locales es altísima; es decir pasan de lo más variado a locales de souvenir. (souvenir: sombreros mejicanos, camisetas del barça, porcelanas de Yadró y cristales de Swarowsky. Vestiditos de bailaora y zapatos a juego, abanicos y mantones de polyester por supuesto. Postales, pilas, cámaras de foto descartables:( Es casi imposible sacar adelante otro tipo de propuesta y para probarlo los invito a recorrer esta ciudad para descubrir. Y cuando la estén recorriendo un enjambre de paquistaníes, indios, nepalíes, etc se les vendrán encima como zombies repitiendo el mantra cerveza bia (beer), cerveza bia, cerveza bia. Y si sigo este post puede transformarse en una retahíla de quejas todas bien fundamentadas pero al final cargosa.

En la entrada del Kunsthaus de Zürich hay una representación de la puerta del Infierno de la Divina Comedia creada por Rodin. Creo que podríamos traer una en cartón piedra (que aquí, dado el panorama, pegaría el golpe de ojo;) y recordar lo que el gran poeta florentino escribía:

infierno

Sadhyo, Malena, Gabrielle ante las puertas del Infierno

Giustizia mosse il mio alto fattore;
fecemi la divina podestate,
la somma sapïenza e ‘l primo amore.

Dinanzi a me non fuor cose create
se non etterne, e io etterno duro.
Lasciate ogne speranza, voi ch’intrate’.


“Por mi se va a la ciudad doliente,
por mi se va al eterno dolor,
por mi se va entre las almas perdidas.
La justicia movió a mi alto hacedor;
me creo el divino poder,
la suprema sabiduría y el primer amor .
Antes de mi no fue creada cosa alguna
que no fuese eterna, y yo eternamente duro.
Dejen todas sus esperanzas, vosotros que entráis”

* Desafío:

desmentir este post a través de propuestas de calidad basadas en: tipo de servicio, calidad de servicio, ubicación del local, precio por persona.