Venimos hablando y contándoles de nuestros días de trabajo y vino en Bordeaux. Decíamos que este es un trabajo un poco de magos un poco de circo un poco de todo. Uno de los objetivos de Vinexpo-Bordeaux era presentar Octubre y Moreres de Cingles Blaus por dos motivos, a saber: que son dos vinos excelentes y que causan sensación allí en donde se les presenta y que tienen una comunicación original, divertida, que da qué hablar y que construye una historia.

Todos en Bordeaux cayeron a los pies de la propuesta Cingles Blaus+código. Gente de marketing que trabaja desde Francia y desde España para el mercado británico vieron enseguida las posibilidades que abre la aplicación de los códigos en la comunicación del vino. Y el consenso y gran titular fue que es una idea genial para conquistar a las nuevas generaciones nativas virtuales casi enganchadas a los móviles y que se mueven como pez en el agua en esto del boca a oreja vía redes sociales. No paraban de salir ideas. Otra vez aparece la imagen de la chistera del mago.

Estas conversaciones tenían lugar sobre todo en casa de Mark. Podemos decir que Mark lo tiene todo. Es joven, guapo, enólogo desde que a los 14 años comenzó a hacer la recogida de manzana para hacer sidra en Jersey, su isla natal. Vive en una de las zonas vitivinícolas más importantes del mundo, la conoce casi como a las palmas de sus manos y hace vino que consumen millones de personas alrededor del mundo.

Le vent de folie. Un grenache by Mark Hoddy

Un vent de folie. Un grenache by Mark Hoddy

Y como si fuera poco tiene SU propio vino que ama y del que habla con la mayor de las pasiones posibles. Peeero no todo es tan perfecto para este profesional integral que sabe que la garnacha con la que hace SU vino es tan importante como la imagen que la comunica. Muestra su botella con orgullo pero confiesa que habría optado por algo diferente si le hubieran dejado.

Así que en somosene hemos creado una nueva historia para esta garnacha orgullosa que trae Un vent de folie a 16% hecha en realidad un “huracán” para que a través de un código podamos liberar el genio de su winemaker. Si queremos saber quién hace el vino y cuál es su espíritu he aquí la materialización de la idea.

free the genius inside!

free the genius inside!

This a gift for you Mark and we hope some day every producer, every genius marketer join us in this trip suavage into wine and winemakers hearts! Just print it and stick it to one of your bottles. Download a code reader and free the soul inside the bottle. Talk to your friends, spread the new, you are a free wine genius now!

Cheers, salut, salud, santé to you and everyone over there!