El que consume ¿elige, o lo hace otro por él, por nosotros?
¿Hasta dónde tenemos la libertad de la marca, el tipo y la variedad?
Varias preguntas que surgen ante la excesiva oferta de consejos a la hora de tomar un vino. Expertos nacionales e internacionales. Formadores de opinión y hasta vendedores de oportunidades.
Reconozco que a veces me siento contracturado ante tanto consejo o noticia, de los puntajes o los campeonatos; algo así como si el vino estuviese federado en alguna disciplina deportiva.
Volvamos al vino ideal, al que más me gusta y a la hora señalada.
Información es lo que necesito. El resto viene solo.