Bajo el lema “Salvemos los vinos de Francia”, Greenpeace y el fotógrafo Spencer Tunick, invitan a participar de una instalación de arte única con el objetivo de llamar la atención sobre los efectos del cambio climático.
La cita es en un viñedo del sur de Burgundy, el sábado 3 de octubre, llueva o brille el sol.
El impacto del cambio climático sobre la viticultura y la producción de vino es cada vez más evidente y es necesario llamar la atención y actuar para poder ir desacelerando y deteniendo aquellas maneras de hacer que tienen consecuencias negativas sobre una actividad ancestral para el hombre, de vital importancia económica en las sociedades productoras de vino y una cultura que millones de hombres y mujeres mantienen y desarrollan porque comprenden y disfrutan de la liturgia de ingerir lo que esperan sean los mejores productos que puede dar la tierra.

Por más de 15 años, el artista Spencer Tunick ha realizado instalaciones masivas de personas desnudas alrededor del mundo. Siempre ha tenido el objetivo de llamar la atención sobre la relación entre la humanidad y el ambiente.
Para los que estén o estemos cerca es la oportunidad de alzar las voces de modo creativo y pacífico de decir que no nos gusta el modo de producir que provoca el cambio climático, que nos nos gustan sus consecuencias en general y que en este caso en particular nos nos gusta a los amantes del vino que tenga consecuencias negativas sobre los vinos que consumimos.
La cita es el próximo sábado 3 de octubre en un viñedo del sur de Burgundy, sin importar las condiciones climáticas 😉

ps: llevar abrigo por si acaso…