barranco_oscuro_01_01-1

Son las 4:30 a.m. del viernes 20 de noviembre de 2009. Suena mi despertador porque tengo que llegar a la T1 de El Prat de Barcelona a las 6 a.m. El vuelo para Málaga sale a las 7:10 a.m. La llegada está prevista para antes de las nueve de la mañana. Recogemos un coche y nos vamos directo a Barranco Oscuro en donde nos espera Lorenzo.

Por fin voy a visitar Barranco Oscuro. Venimos programando esta visita desde hace más de un mes y el día ha llegado. Estoy muy ilusionada e intento ir lo más atenta posible porque sé que voy a la casa de una de las familias de viticultores más respetadas de España. El otro día en Naturala Vinis, Manuel, el alma mater de la familia, me decía, “estuve en África sin moverme de casa”. Claro con trepar hasta esos casi 1400 metros en que tienen una parte de los viñedos y si el clima acompaña, la mirada se pierde en África y con ella vuela la imaginación. Por suerte a los viajes imaginarios nadie les pide papeles ni les levanta muros.

Lorenzo me hizo una serie de sugerencias que son para post. Una recorrida enológica y gastronómica impresionante por Granada. Se los transmito tal cual. Yo agregué los enlaces para que los que estén intersados puedan hacer una vistica virtual.

Aquí va:
En El Albayzin hay algún sitio recomendable. Por las vistas os recomiendo Mirador de Aixa o Estrellas de San Nicolás. Para echar unos vinos y charlar con el dueño el Bar Kiki que está en el mismo mirador. Para tapear también es bueno el Torcuato. Para comer bien y más tranquilamente abajo en el Paseo de los Tristes está la Ruta del Azafrán.

La calle Elvira, a los pies del Albayzin, también es muy recomendable. Hacia Plaza Nueva están los clásicos: Castañeda, Salinas. Y en la otra punta, junto al Arco de Elvira están Al Sur de Granada (muchos productos locales) y Páprika, para comer o cenar mas tranquilamente con una botella de vino natural.

Hacia el centro hay mucho más. En la Calle Navas está La Carte des Vins y varios bares buenos de tapeo. Un poco más arriba del Ayuntamiento, en escudo del Carmen está el Asador de Castilla que tiene tapeo potente. En la prolongación de calle Navas, calle Rosario, está La Tana muy buen sitio de vinos y un poco más arriba está Ajoblanco que regenta Nicolás, otro experto en vinos. Más arriba hay otro sitio recomendable, Jaraiz. En la plaza del Realejo está La Metáfora, un restaurante moderno que lo está haciendo bastante bien, para comer y disfrutar con más relax. En el Campo del Príncipe también hay varios sitios de tapeo y un sitio nuevo muy majo que también quieren apostar por los vinos naturales, se llama El Trasgu y los dueños son muy buena gente.

Si todo va bien y voy encontrando zonas wifi, postearé aunque breve, intenso, desde mi móvil. Y esto es gracias a la invalorable gestión, talento y maña de mi socio Quique.

¡Salut y buen vino!