Hace 40 años el senador norteamericano Gaylord Nelson creó el Día de la Tierra con la intención de promover una consciencia común entorno a los problemas que causa la contaminación y la importancia de mantener la biodiversidad.
Esto mismo es lo que recuerdan los agricultores que trabajan la tierra sin agregar fertilizantes, pesticidas y todo tipo de químico, cuidando tanto a la Tierra como a los seres humanos que consumimos sus productos.
Tal vez un día como hoy, en que la opinión pública está especialmente sensibilizada, puede ser una buena ocasión para responder a la pregunta que todavía tantos amantes del vino se hacen, ¿qué es el vino natural?

El vino natural es justamente el resultado de una relación respetuosa que establece el agricultor con la Tierra, con su ambiente, con el terroir. Este agricultor artesano es consciente que no debe contaminar, cargando de productos químicos el ambiente, con tal de producir cantidades tan abundantes como innecesarias de vino, anteponiendo el afán comercial al del ambiente.

Este “viñerón” artesano, que se come y se bebe lo que produce, siente el orgullo de hacerlo, se siente parte de cada planta y de cada vino.

Por eso propongo un brindis por la Tierra con vino natural, criado desde la planta hasta la botella sin ningún tipo de químico añadido y por sus “viñerón”, conscientes tal vez antes que el senador Nelson que debemos ser respetuosos con la Tierra y no contaminarla y respetar la biodiversidad.

¡Salut Tierra! y disulpa las molestias!