Estamos bien en el refugio los 33

No se Uds. pero yo estoy alucinada viendo el rescate de los 32 mineros chilenos y uno boliviano atrapados en un agujero a 622 metros de profundidad desde el 5 de agosto pasado. No encuentro otra cosa mejor para celebrar hoy junto con la inteligencia humana cuyo resultado es la tecnología aplicada en este caso con una destreza clave para salvar las vidas de 33 personas pobres que antes del desastre carecían de todo interés excepto para sus familias y sus seres queridos, que padecieron una angustia indescriptible y que hoy asisten exhaustos y resilientes a su renacimiento. Hoy supimos además que son de altísimo interés para el presidente chileno Sebastián Piñera y para su homónimo boliviano Evo Morales. Se abrirá entonces la Esperanza de mejorar sus condiciones de trabajo para que no vuelvan a suceder más accidentes como estos. Por esto, de ser verdad, también brindo.