interior de RED: Guide des vins naturels du mondeHay que tener valor para publicar contendio de cobertura global. Hay que tener valor para publicar libros, cualquiera sea su contenido. En España solamente, se publican millones de libros que nadie compra y suponen un impacto ambiental muy alto. Una pequeña parte se vende y la mayor parte se destruye y se usa para reventar mercados en lationamérica.

Desde hace años el libro se convirtió en contenido susceptible de ser distribuido por varios canales. Todavía preferimos leer novela en papel impreso por su olor, su diseño y sus portadas bellas. Todavía en ciertos casos nos gusta tener el objeto. De hecho sabemos que para el ojo humano el libro de papel es la mejor interfaz conocida. Pero cuando se trata de contenido práctico, al que recurrir constantemente y cuyo ideal es el de la actualización, el papel no es la mejor opción.

Estas reflexiones vienen a propósito de RED: Guide des vins naturels dans le monde.
La compré en amazon.fr y lo hice porque Alice Feiring escribe el prólogo. La recibí, en un sobre perfecto, a las 48 horas de ordenar la compra. Pagué 11 euros la guía y 6,50 el envío. De haber vivido en Francia la hubiera recibido gratis. Me pareció justo de todos modos pagar para ver.

¿Qué esperaba yo de una guía mundial de vinos naturales prologada por una de las plumas más afiladas y temibles de la enoescritura? Mucho. Sentía que me estaba haciendo con una información de primera que me sería muy útil a la hora de mis investigaciones sobre vino natural y artesano y a la hora de marcar mis futuras rutas de viaje. Sin embargo no fue así.

El prólogo de Feiring es bueno así como la introducción de Michel Tuz. No son sorprendentes, no nos cuentan nada nuevo, pero son textos sensibles, simpáticos y empáticos, sobre todo el de Alice que reivindica la especie bar á vin como puntos ideales donde dar visibilidad a estos vinos y en donde encontrate con los de tu misma especie: amantes del vino natural y artesano. Tuz habla y se pregunta acerca de cómo hacer para buscar una diferenciación imprescindible; y aquí también coincido. De hecho en observatorio hay mucho escrito sobre este tema, desde la comunicación de un vino hasta el establecimiento de categorías, como la de vino natural o vino artesano. Al segmentar por estos criterios, estamos buscando diferenciar los productos.

portada de RED: Guide des vins naturels du monde¿Qué objetivos persigue la creación de una guía mundial de vinos naturales?
Informar al amante del vino lo que hay en el mundo como una foto en un lapso determinado; dar y aumentar la visibilidad de las bodegas que trabajan de una determinada manera; estimular el encuentro directo entre el amante del vino y los productotes; establecer una relación inteligente entre vino y territorio; estimular formas sostenibles de hacer enoturismo; aportar al desarrollo de la cultura de la venta directa y online de estos vinos; etc.
Desde mi punto de vista RED no alcanza ninguno de estos objetivos. Lo haría tal cual está y corrigiendo erratas gordas si asumiera formatos para descargas electrónicas.

Yo creo que hay dos guías de vino natural y artesano del mundo que alcanzan o apuntan maneras si nos atenemos a los objetivos antes mencionados: A la rencontre des vins naturels y el Mapa de Vino Artesano. Lo que en el primer caso es una realidad en el segundo es vocación. A la vocación hay que agregarle inversión de recursos técnicos, económicos y una determinada visión y tendremos la primer guía de vino artesano de España con extensión al Languedoc-Roussillon, Portugal y Norte de Italia.

Y en ese camino estamos. Dejándonos llevar por nuestra vocación, invirtiendo una gran cantidad de recursos de todo tipo, buscando la combinación adecuada a los tiempos que corren entre la producción de contenidos y sus canales óptimos de comunicación, de manera de hacer del vino artesano y natural una oferta con cara, ojos, territorio y salida comercial.

Me gustaría saber si los amantes del vino en España estarían dispuestos a pagar y cuánto por descargar contenido de este tipo, para descubrir, contactar, decidir viajes, etc y comprar desde su ordenador, teléfono móvil, o cualquier otro dispositivo que usen cotidianamente.