“¡Oh no cariño! ¿Otra corbata? ¡Pero si el año pasado me regalaste una igual que nunca me he puesto! ¡No, por Dios! ¡Otra maquinilla de afeitar, no! Mira que eres original, mi vida…
¡Mi amor! ¿Más sales de baño? ¡Pero si con las que tenemos podemos hundir el país bajo una capa de espuma y dejarlo más hundido que si Merkozy y todas las agencias de rating se lo propusieran!”

¿Os suena esto?¿Sóis conscientes que queda poco más de un mes para Navidad?¡Pues venga! ¡Comprad vino artesano, hay lotes para todos los bolsillos: llenos, semillenos y casi-vacíos! 🙂

Aquí os paso nuestro catálgo, pequeño pero honesto. Que sea él el que hable. Vamos creciendo, poco a poco, y se nota. Poco a poco vamos filtrando, añadiendo y descartando, mejorando y seleccionando… hasta crear un portafolio del que nos sentimos muy orgullosos. Y ahora, los Lotes de Navidad. Son varios y para todos los gustos y economías. La mayoría de vinos los tenemos en la tienda. Pero hay algunas sorpresas, como nuestro lote emblema Let’s get lost: título del último disco de Chet Baker, del cual sólo disponemos de 40 unidades y es un auténtico orgullo poder presentar: el Rouge Gorge es el vino que más nos ha emocionado en los ya más de 4 años que hace que andamos por este mundo del vino. Y a estas alturas ya podemos decir que hemos probado unos cuantos. Y qué decir del Terram de Fredi Torres…

O los dos lotes Territorio Sumoll, la historia de una variedad que es parte de la cultura del Penedès, que es la nuestra, y que fue arrancada y olvidada por casi todos durante más de la segunda mitad del siglo XX. Cuando bebes una de las poquísimas sumolls que se hacen, te sientes un poco como en el pueblo galo de Asterix, rodeado de romanos pero orgulloso de lo que eres. Pues toma, nosotros os traemos casi todas las sumolls -de calidad- que existen. Como nos dijo Ramon Parera, viticultor de la bodega Pardas, los pocos que seguían cultivando la sumoll cuando decidimos apostar por ella eran los abuelos, que iban muriendo y con ellos sus tierras y cultivos; por ello, rescatar la sumoll ha sido una lucha contra la muerte. La Sumoll tiene una historia preciosa, que no es sólo de muerte, sino también de amor. Y os la queremos contar.

Así lo vemos nosotros: no regaléis ipods, ipads, iphones, parrots ni otros cacharros que en cuatro días quedarán arrinconados por inútiles. Regalad libros o vino, que os harán más sabios y, quien sabe, seguramente más felices.

Un abrazo,
Marc y Malena
www.vinoartesano.com

PD: la primera semana de Diciembre volveremos a hacer un recordatorio.