19-12 ¡Gran tranca final!


Mañana, miércoles 19 de diciembre, será el último, por este año, que abramos juntos, la barra de Vino Artesano a copas y las deliciosas tapas del Seco Bar.
Será por tanto un miércoles de fiesta. Y sabemos culturalmente que la palabra fiesta viene unida a la de burbujas. Todo brindis es con burbujas. Y nuestra despedida del año lo será también.
Como es habitual en nosotros, nada de lo habitual será de la partida. Quiero decir que está muy bien lo de la Parellada, la Xarel.lo y la Macabeu; hay cavas notables.
Pero hay también viñerón notables, en este caso cavistas diría yo, como es Manel Aviñó, que desde sus viñedos del Parque Natural del Garráf, con imaginación, sensibilidad y sentido del humor, hace una variedad tan divertida como de calidad de espumosos, todos siguiendo el riguroso methode champanoise y una práctica vitícola biodinámica, por la que, además, no agrega ningún producto de síntesis a sus vinos ni azúcares de expedición.

Por todo esto, me encanta poder invitarlos a probar todas estas creaciones. El espumoso de Sumoll, variedad autóctona de reciente rescate por parte de algunos viticultores, es un éxito que me tiene asombrada, no porque no creyera en él, sino porque son los amigos franceses del vino que agotan las existencias en Vino Artesano una y otra vez.
El espumoso 41º Rosé, 100% cariñena, que te sirve desde el desayuno hasta la cena pasando por la merienda. El de Malvasía, refrescante, vital, para entrar a jugar una partida larga, sin apuros.
Finalmente el espumoso de Syrah 100%, más denso, para sentarse a la mesa a comer con la inconsciencia autorizada por la Navidad.

Estos días son un regalo que nos inventamos. No va a ser fácil, pero vamos a detener las angustias y preocupaciones. Sacamos ticket al Limbo. Es probable que apaguemos la tele a la hora del telediario y en su lugar, por estos días, cojamos una botella de burbujas y la abramos de la manera más sonora posible. Yo lo recomiendo.

Los invito este miércoles 19 a probar estas creaciones fantásticas de Manel y ayudarlos a decidir con qué burbujas van a pasarse celebrando los últimos días del año. Celebrando que por fin se termina, que después de todo no estuvo tan mal, que aprendimos a vivir de otra manera, que la unión hace la fuerza, que además de resistir nos gusta mucho vivir enteros, celebrando que se paró un desahucio más y que cayó algún ladrón de cuello blanco. Celebrando que aunque lo parezca a veces, el mal no es perfecto y que hay luz y que nos merecemos la serenidad espiritual para que nos alumbre.

Les dejo un beso y un abrazo y los espero para beber, comer y bailar a partir de las 19 horas, el próximo miércoles en el Seco Bar….nuestra cita obligada:)