La crisis es menos crisis en el mundo bio

La crisis es menos crisis en el mundo bio

Millésime Bio  Montpellier 2010

Leo un artículo que informa sobre cómo el sector ecológico dentro del mundo del vino sobrevive mejor a la crisis que el resto. En 2009 no perdió y parece que 2010 será un buen año.

¿Por qué se confirma la tendencia sociológica hacia el consumo de productos bio?
Porque los consumidores de calidad retraen por la crisis su gasto fuera de casa sin embargo esto les permite mantener y mejorar la calidad de lo que consumirán en el hogar. Por ello el sector de la restauración tendrá un poquito más de trabajo para mantener sus flujos fuera del rojo mientras que el sector alimentación, minoristas y tiendas especializadas crecerá.

La tendencia sociológica hacia lo bio ya es una realidad entre los consumidores y está cambiando la conducta de los mercados. Según este artículo los vinos de procedencia de agricultura ecológica se venderán más en 2010; las exportaciones crecerán entre países de la UE como Alemania, Suiza o Bélgica; sin embargo a pesar de que la península ibérica dispone de la más extensa superficie agrícola para la producción de vino procedente de la agricultura ecológica, la demanda interior es en general pequeña.

¿Por qué?
Mi intución sumada a las conversaciones que voy teniendo con los diferentes actores del sector me indica que hay un desafío en el factor distribuición y en el de la comunicación. Se debe superar la resistencia que puedan tener los minoristas porque las tiendas y negocios especializados son juntos un factor clave en el consumo. Y todavía no hay tampoco una estrategia clara de posicionamiento ni por parte de los productores ni en los comercios.

¿En función de qué criterios se vende el vino en el sector alimentación y tiendas especializadas en España?
Pues creo no equivocarme si digo tipo de vino, precio, D.O.
El factor denomincación de origen es todavía muy definitorio para la venta. Sin embargo el factor trazable de cómo está hecho el vino y quién es su viñerón todavía no pesa lo suficiente. Por eso puede pasar que un excelente vino de Sevilla, procedente de agricultura ecológica, hecho con probado cuidado y mimo, pueda tener una salida complicada por ejemplo en Barcelona. Se está enfocando el posicionamiento del producto con criterios no adecuados a ese producto.
En la producción biodinámica importa menos la D.O. y más en dónde está hecho el vino, porque justamente estamos hablando de características que englobamos en el concepto terroir. Sería importante devolver contenido a las letras D.O. Éstas de por si y cada vez más refieren a estructuras burocráticas que en general cercan la libertad creativa de un viñerón, motivo por el cual éste las abandona.
Como consumidores tendremos que apearnos un poquito del criterio D.O. y ser más atrevidos a la hora de hacer preguntas a nuestros vendedores.

A su vez, los vendedores minoristas, guías fundamentales y orientadores del consumo, deberán también ir aprendiéndose esta lección. Porque es un hecho que les pediremos cada vez más vinos de terroir y menos vino por su origen. Son ellos los que educan al cosumidor final.

Entonces la pregunta que debería seguir es ¿quién trae nueva información y nuevos relatos a nuestros vendedores, guías del amante del vino?
El distribuidor. Todo este cambio en los mercados reclama y diría más, debería traer como consecuencia, una nueva estirpe distribuidora. Es necesaria.

¿Qué características debe tener el distribuidor de vino de terroir?
– Compromiso con el producto. Conocerlo por dentro y a sus creadores.

– Consciencia de estar participando de un mundo artesano que no piensa en cantidad sino en calidad.

– Compromiso con una nueva forma de hacer negocios y participar del mercado. Aquí también se aplica la fórmula: desaceleración, proximidad, formas de relacionamiento con el sector financiero, formas de relacionamento con los clientes.

– Comunicador. El nuevo distribuidor de vino tiene que ser un comunicador convencido del producto. Debe saber manejar la tensión del relato a la vez que decirlo con claridad meridiana. Y no parar nunca de hacerlo.

– Creativo. Porque el vino de terroir es la expresión en última instancia de la creatividad de un viñerón.

– “Enredado”. Utlilizar la Red lo más y mejor posible de manera que su servicio esté activo las 24 horas y ofreciendo información de todo tipo. Alimentando la web de contenido de calidad que colabore en el posicionamiento de los temas, en la visibilidad de los productos y los viñerón y sobre todo en mantener al día de todo lo que hay a sus clientes que son del sector profesional. Participando activamente de la conversación sobre vino en la blogsfera vitivinícola.

– Trabajar muy bien el networking implicando a todos los actores con los que trabaja para emprender acciones de promoción no de un producto sino de una red que implica al creador del vino, a los agentes de venta y finalmente al consumidor final.

En última instancia estamos hablando de formas de comerciar desaceleradas y tranquilas que buscan la prosperidad del negocio haciendo énfasis en las características intrínsecas de los productos creados a partir de un espíritu y una práctica artesanas; todo ello posicionado la mejor experiencia del sus clientes.

Las ferias de vino: ¿una opción de enoturismo?

Las ferias de vino: ¿una opción de enoturismo?

IMG_7052

Ir de ferias de vino es algo que todo amante del vino debería hacer alguna vez en su vida; es más lo recomiendo como una actividad de enoturismo. Una vez al año, te marcas la feria que te apetezca y puedas visitar, arreglas la logística y te largas. Si cada uno hiciera esto el mundo del vino cogería una orientación más humana.

Ya lo se, es imposible llevar esta propuesta más allá de cierto grado. Pero propongo comenzar. Hay ferias que te lo hacen más potable; otras que te lo hacen imposibe pero porque son tan profesionales que se hacen aburridas o necesitas conocer a alguien que te lleve a la primer fiestecilla.

El miércoles pasado fui a Millésime Bio en Montpellier. Y realmente fue un momento de felicidad. Siendo una feria profesional en la que no faltaban los compradores japoneses que iban a lo que iban, podías quedarte conversando con los viticultores un buen rato. Todos presentan con amor y orgullo sus creaciones en un salón muy grande en donde habían 500 productores presentando vinos que hacen con mimo, con producciones que no pasan de las 20 o 30 mil botellas para poder hacer un trabajo artesano que garantice la calidad del producto y el respeto por su consumidor.

Por eso caminar por los pasillos de Millésime Bio era escuchar hablar de las muchas formas de emprender un trabajo artesanal desde la viña y con la menor intervención posible de factores exógenos desde tractores hasta levaduras.
Y también escuchar hablar con positiva sorpresa de los compradores japoneses especializados en vino orgánico, de agricultura procedente de prácticas biodinámicas o ecológicas (disculpen que no haga sistemáticamente las diferencias entre todas), que suponen cada vez mejores oportunidades para esta forma artesana, más arriesgada y apasionada de producir vino.

Lo que disfruté en definitva, fue la sensación de estar en un salón profesional, en donde unos venden y otros compran, que de todos modos logra mantener el calor y el espíritu jodón de los viñerón artesanos. También disfruté Londres o Burdeos, pero había distancia, ambiente más bien de traje y corbata y representantes de producto que van a lo que van. Y si me permiten bastante, bastante machista. No así las ferias de vinos naturales, en donde de todos modos y por ahora manda la sensibilidad masculina.

Las quejas respecto de lo difícil que es mover vino en España siempre están. Pero esta vez prefiero quedarme con lo positivo. La recomendación de ir de ferias de vino que nos ventila la cabeza y nos pone delante de gente muy singular. La constatación de que el mundo del vino natural, de procendencia biodinámica se consolida y crece. Y que según también suena por los pasillos hay cada vez más productores de vino que buscan reconvertirse a la biodinámica y a formas más equilibradas, naturales, armónicas de producir como un acto de amor a la vida.

Me parece que es una lindísima forma de comenzar el año viajero…

Brindo por los viñerón y por los viajes por el mundo del vino:)

Observatorio de vino

¿Qué empresas del mundo del vino sobrevivirán a la crisis?

Ante un escenario en que la recuperación económica existe pero es frágil sobrevivirán a la crisis aquellos que tengan un proyecto postcrisis claro, afirma fuerte y claro David De Ugarte, que dibuja un panorama de presente y futuro inmediato basado en cuatro ejes que giran entorno a las consecuencias de la crisis para la calse media y los pequeños emprendedores, en un marco de progresiva pérdida de influencia de los estados en la gestión de los asuntos tanto nacionales como internacionales, favoreciendo la aparición de agentes trasnacionales de todo tipo.

Y especula a cerca de quién triunfará y quién sobrevivirá en este escenario. Como el mundo del vino es parte de este mundo y como la mayor parte de este sector está compuesto por PYMES que son además, y en algunos casos, empresas familiares, me parecía muy oportuno acercar esta información.

¿Qué empresas de este sector están preparadas para sobrevivir a esta crisis?
¿Qué medidas están tomando para sobrevivir los próximos 5 años?

De Ugarte propone una serie de lineamientos muy atendibles y sugerentes. Habrá que ir abandonando los localismos tendiendo a lo trasnacional; habrá que trabajar lo más lejos posible de los bancos y lo más cerca de estructuras de gestión cooperativas y solidarias que además de generar flujos de dinero estimulan la cohesión social de base; habrá que entender que la Red es toda la Red y no solo una parte cercada. Los mecanismos de elearning no serán una excepción afirma; debemos estar atentos a todos los contenidos de altísimo valor que circulan por la Red y muy accesibles.

De Ugarte describe este modelo como un modelo resiliente en el que triunfa el que tiene la capacidad de sobrevivir y salir transformado en este caso de una crisis con dimensiones no solo económicas sino sociales y polítcias de primera magnitud.

Quiero trasladar este planteo al mundo del vino y saber cómo están enfrentando la mayor parte de pequeños y medianos productores, alguno de los cuales conozco, esta crisis. Cómo se están adaptando; qué medidas están tomando y si se sienten identificados en alguna medida en el escenario aquí descripto.

Creo que estas preguntas que hago son necesarias, pero más lo son las respuestas.
Así que quedan invitados a compartir este artículo con los amigos, socios y colegas y a dejar sus testimonios. Cuéntenme a mi y a todos cómo se están preparando para enfrentar el mundo que viene.

Un saludo a todos:)

Haiti: mensaje en una botella

Haití: mensaje en una botella

El mundo del vino también reacciona frente a la catástrofe en Haití.
En diferentes partes del mundo, con diferentes estrategias, saben que tienen recursos para mover y lo están haciendo. Sigo a Manuel Camblor que desde su blog la otra botella viene haciendo la crónica de qué es lo que sucede a un lado y otro del Atlántico.
Hoy recibí un correo de los foreros de verema.com con un enlace a una puja por los mejores vinos de cada casa, con el objetivo de recaudar dinero y hacerlo llegar de una u otra manera a las víctimas.

Me sumo tanto a distribuir esta información y divulgar todo lo que esté a mi alcance las acciones que se hagan para ayudar a Haití, como también propongo poner corazón y cabeza para que el resultado de estas acciones no caigan en saco roto. Estamos sabiendo que junto con la necesidad desesperada de víveres y recursos de todo tipo, lo que hace falta en Haití es coordinación para hacer que la ayuda pueda llegar a los destinatarios. Pido en este sentido no perder nunca junto con el empuje solidario, la mirada crítica.

Y si hablamos de mirada crítica devastadora esa es la de el roto a mi juicio uno de los grandes filósofos de nuestro tiempo. Aquí les dejo la viñeta de hoy para elpais.com

20100119elpepivin_3

Unas gotitas al hilo del 2010

Unas gotitas al hilo del 2010

¿Sabes lo que estaba haciendo hoy a las cinco de la mañana?, le preguntó una enfermera a la otra, en la fría y soleada mañana del 30 de diciembre en el Hospital del Mar de Barcelona. Estaba haciendo la compra por Internet mientras preparaba el material del máster.

Esta mujer que pasa los cuarenta, es profesional, no gana mucho dinero y seguramente se hace cargo sola de la logística de su hogar, tiene en la compra online un aliado imprescindible. Quítale el ordenador, la conexión y la compra online y le complicarás la vida. No es nativa virtual, no es una chica de mamá que tontea con sms a miles de amigos, no estaba a las cinco de la mañana cotilleando en facebook. Para ella Internet es una solución y por eso va generando una relación de confianza y familiaridad con la Red.

Comienzo el año pensando en modelos de negocio viables y sostenibles. En todas las combinaciones creativas que se pueden hacer. Porque como decía Einstein, en tiempo de crisis, vale más la creatividad que el conocimiento.

gotitas

El sector del vino tiene mucho que contar y mucho que esperar si apuesta por Internet. Esto no es materia nueva. Pero van apareciendo modelos de gestión interesantes, que dan ideas. Estos días de leer el periódico en papel y disfrutar del ruidito de las gotas de la lluvia en la terraza de casa, encuentro dos notas que me interesa compartir con uds.

Una es la del vino “indie” y la otra la del maridaje perfecto.

La primera, al contar la iniciativa de dos amigos de Gijón, describe un modelo “tu te lo guisas, tu te lo comes”, que hay que tener en cuenta como algo posible, al alcance. El segundo, cuenta del maridaje entre la gastronomía y la venta directa online, contándonos una serie de ejemplos que van desde grandes emprendimientos, a venta directa de pescado fresco.

“Tu te lo guisas, tu te lo comes”: se trata de tener una incidencia directa en todas las partes del negocio: hago el vino, lo vendo en mi tienda y lo doy a probar en mi bar. En lugar de promocionar solamente mi producto, tiro de él para promover el trabajo de más personas. En este caso hay un componente fundamental para ayudar al éxito del emprendimiento: se hace con ganas, convicción, felicidad. Cada vez más, el éxito o el fracaso de los emprendimientos, estará vinculado con las emociones que se mueven dentro. Sobre todo cuando hablamos, como es el caso, de estructuras pequeñas o a lo sumo medianas, que asocian amigos y familiares, y en las que las emociones positivas y negativas juegan un papel clave. Hablaré más adelante de las empresas familiares. No es un tema nuevo, pero todavía hay mucho que recorrer en este sentido. Solo aporto hoy un dato, según afirma Inma Puig desde su libro Retratos de Familia, en Europa hay más de quince millones de empresas familiares que dan trabajo a más de cien millones de personas.

En el maridaje perfecto, encontramos nuevos casos de empresarios PYME, que deciden entrar en el negocio online con resultados muy positivos. Creo que entre lo positivo de dar publicidad a este tipo de emprendimento, es que las personas que las llevan a cabo no son gente que venga del mundo virtual sino personas empresarias como hay tantísimas que han sabido comprender, porque seguramente alguien se lo ha sabido comunicar, la importancia de la Red en la comunicación, captación y fidelización de clientes.

Como primer post del año, éste pone una serie de temas sobre la mesa de nuestro debate.
Este blog está cumpliendo 15 meses. En este tiempo lo hemos ido alimentando con preguntas y convicciones sobre cómo funciona el negocio del vino, cómo se produce el vino, cómo se vende en los mercados internacionales, cómo ha ido reaccionando el sector a la crisis económica y cómo hacer para lograr que los mercados amantes del vino puedan conocer el trabajo de los productores artesanos.

Este año será el tiempo de capitalizar la experiencia del movimiento, el conocmiento y la conversación multisectorial, para enfocarnos en propuestas concretas de acción y por supuesto seguiremos investigando, especulando y preguntando qué ideas nuevas hay en nuestro entorno.

Este será el año de convertir al sector del vino y la comunicación en una opción de trabajo y de felicidad para las personas que estén enfrentando estos tiempos duros con ánimo de construir, de crecer y de demostrar que la confianza, la solidaridad y los proyectos colectivos pagarán al alza y serán grandes triunfadores.

Mis queridos amigos brindo por un buen año juntos, en el desafío de poner creatividad para ver la luz!

Brindo como siempre con el vino bueno que nos hace mejores y más bellos!